Centro de Psicología especialista en Tratamientos y Terapias Contra el Alcohol, las Drogas y Otras Adicciones en Granada

CONSUMO, ABUSO Y DEPENDENCIA DE SUSTANCIAS

Respecto a cada sustancia se pueden dar 3 situaciones: consumo, abuso o dependencia. En el consumo la persona toma la sustancia conforme al patrón cultural de uso de la misma sin que ello produzca consecuencias negativas físicas ni en su comportamiento. En el abuso, la persona consume en una cantidad o frecuencia que conlleva problemas físicos o conductuales. En la adicción las consecuencias negativas se van incrementando y se dan estados de intoxicación y abstinencia.

En las adicciones sin sustancias, el efecto adictivo se produce por la estimulación de las áreas de placer del cerebro. Las consecuencias negativas son iguales o más graves que en las adicciones a sustancias.

Las personas con adicciones, muchas veces, no reconocen las consecuencias negativas de su conducta. Otras veces las minimizan o niegan.

El primer paso para superar una adicción es reconocer el problema y ser consciente de la necesidad de ayuda profesional.

La persona con una adicción pasa por períodos en los que desea abandonar el consumo y otros en los que, a pesar de su deseo de dejar la sustancia continúa con el consumo.

Las drogas pueden producir dependencia física, psicológica o ambas.  Cuando se interrumpe el consumo de la sustancia o se disminuye bruscamente la dosis, aparece el síndrome de abstinencia. Éste es un conjunto de síntomas y signos físicos y/o psicológicos. Cada sustancia tiene un síndrome de abstinencia característico.

Causas de las adicciones

Las drogas afectan directa o indirectamente a las áreas de placer del cerebro. El alcohol, por ejemplo, tiene un efecto inespecífico sobre el cerebro. Sin embargo, los opiáceos (heroína, morfina, codeína, etc.) actúan directamente sobre receptores que existen en el cerebro. La cocaína incrementa los niveles del neurotransmisor Dopamina (el que se encuentra en las áreas de placer). Se ha demostrado que el uso frecuente de drogas durante un largo período de tiempo produce unos cambios irrecuperables en el cerebro. Uno de ellos es el aprendizaje de la conducta adictiva (lo que hace que, incluso, tras años de abstinencia, si se vuelve a consumir aparezca el mismo patrón adictivo). Otro cambio importante es que al haber recibido los neurotransmisores estas sustancias, cuando se abandonan la persona no disfruta de las actividades reforzantes de la vida de la misma forma. A esto se le conoce como el “malestar del adicto”.

Existen diversidad de variables (algunas genéticas) que contribuyen al establecimiento de la conducta adictiva. Sin embargo, para que se instaure una adicción se requiere el “consumo repetido de la sustancia”. Los factores personales y las características de la sustancia determinan la facilidad con la que se desarrollará la dependencia.

Tratamiento de las adicciones a sustancias

La adicción a sustancias es un trastorno del comportamiento para el que existen en la actualidad soluciones eficaces.

En la entrevista inicial el psicólogo obtendrá información sobre: la historia de consumo respecto a cada sustancia, el funcionamiento de la persona en las principales áreas de la vida, si ha recibido Tratamientos o Terapias previas y cómo le han ido, si ha habido periodos de abstinencia, los factores de apoyo con los que cuenta, la forma de consumo actual y la motivación de la persona para abandonar la dependencia.

Una vez obtenida esta información, el psicólogo indicará a su cliente cuál es la intervención más adecuada para él.

Modalidades de Intervención de Adicciones en Clínica Alborán

Opción 1. Tratamiento clínico ambulatorio, con o sin medicación y acudiendo a sesiones con frecuencia semanal.

Opción 2. En algunos casos, se requiere un tratamiento más completo en nuestro Centro de Día, Clínica Alborán. La persona tendrá que acudir de lunes a viernes, de 9 de la mañana a 17h.

Opción 3. Internamiento en Clínica Alborán. El internamiento en nuestra Clínica Alborán permite una intervención intensiva, con sesiones individuales y grupales y participación en actividades dirigidas a la más completa rehabilitación. Nuestro Programa Terapéutico se desarrolla con una duración media de 4 meses. Incluye la aplicación de un conjunto de intervenciones psicológicas, educativas y médicas dirigidas a conseguir una modificación de las conductas adictivas y los hábitos de vida.

Las instalaciones de Clínica Alborán se encuentran en La Zubia (Granada), y tienen capacidad para 15 plazas en el Programa de Internamiento, 15 en Centro de Día y 12 en Tratamiento Clínico Ambulatorio.

Programas terapéuticos

Intervenimos en los casos de adicciones a sustancias como: alcohol, tabaco, cocaína, cannabis, benzodiacepinas, opiáceos, etc.

También disponemos de protocolos de intervención para las conocidas como “Adicciones sin sustancias”: videojuegos, internet, teléfono móvil, sexo, trabajo, compras compulsivas, ludopatía, etc.

Contacta Con Nosotros